3 de diciembre de 2012

BICIMOTOS YUCATAN,- Las nuevas cajetillas de cigarrillos pierden identidad

En el pasado están a punto de quedarse las elegantes cajetillas de cigarrillos que distinguían a las marcas de sus demás competidores. Australia es el primer país en reglamentar los paquetes de cigarrillos para que no cuenten con los logos ni colores de las tabacaleras.


En su lugar, el paquete entero esta envuelto en un insípido fondo oscuro repleto de imágenes médicas y mensajes que advierten sobre la consecuencia y los riesgos de fumar. La única referencia permisible a las compañías productoras de tabaco es el nombre de la marca en letras blancas pequeñas en el fondo del contenedor.

Los anuncios televisivos y radiofónicos referentes al tabaco en Australia fueron prohibidos en 1976. Y en 1989, la prensa recibió el mismo trato. El patrocinio de eventos deportivos y culturales se prohibió para el año 1992. Entonces, el único medio que había permanecido más o menos libre de la regulación y que permitía a las tabacaleras seguir anunciándose eran precisamente sus cajetillas, y el objetivo tras el que fue el actual gobierno laborista.

Este es el último aliento de una industria en agonía. El empaque sencillo le ha quitado la personalidad al paquete, al quitarle los colores e imágenes y al normalizar el empaque con grandes advertencias sanitarias, realmente se le arrebata el glamour al producto “, declaró Tanya Plibersek, la ministra de Salud australiana.

Justificación.

El gobierno australiano justificó esta medida extrema diciendo que con 15,000 fumadores muertos de forma anual, que se traducen en un costo para la sociedad de más de 30 mil millones de dólares, había que actuar.
El objetivo meta es reducir los índices de consumo de tabaco del 16% de la población en 2007 a menos del 10% para 2018.

La organización Cancer Council Australia publicó la investigación que fue argumento principal de la restricción. El resultado de esta pesquisa arrojó que el empaque juega un papel importante en promover el consumo de cigarrillos en los jóvenes. Para la desgracia de las tabacaleras, a esta investigación le siguió un video producido por activistas contra el tabaco en el que se mostraban a niños hablando sobre los paquetes de cigarrillos.

Uno de los menores dice en el video que el paquete rojo en una cajetilla le recuerda a su coche favorito; una niña admira el paquete de color rosa y otro muchacho habla sobre los “celestes” colores en su caja.
Luego de una batalla legal entre el gobierno de Australia y varias tabacaleras, el Tribunal Superior dio el falló a favor del gobierno. Países como Reino Unido, Francia, Noruega, India y Nueva Zelanda han estado al pendiente de esta situación. Se especula que tal vez deseen aplicar las mismas medidas.